Se quedó en el viaje

Ilustración de Anita Büscher

En Monterrey, México, donde vivo, es común el uso de la frase “se quedó en el viaje” para referirse a los casos perdidos. Suele aplicarse a los soñadores, quienes se aferran a un imposible; a los tontos, quienes han desperdiciado su vida y no se han dado cuenta de ello. También se acostumbra decir “se quedó en el avión”, pues hoy en día es un medio de transporte popular, pero bien podría decirse en el tren, en el autobús o en el barco, cualquier medio de transporte que sugiera un viaje largo.

Algo así le ha ocurrido a La loquita frente al mar: se ha quedado en el viaje. Como muchos otros locos de atar, ella se propuso ir hacia algún lugar fabuloso, el cual, al parecer, no existe en ningún mapa. Entonces el avión, el autobús o el barco –se ignora cuál medio de transporte eligió– no ha llegado a ningún lugar. La loquita se ha quedado mirando el mar desde su casita de madera que no se echará a perder ni tampoco se la comerá la polilla.

La loquita frente al mar, del autor mexicano Francisco Serrano (1949), es imagen en movimiento y es, al mismo tiempo, la quietud de un corazón intacto. En un poema de 10 estrofas la vemos aferrarse a algún sueño  y la escuchamos cantar sus redondillas, incluso la consideraríamos bella y querríamos compartir sus deseos infinitos.

Francisco Serrano es autor de varios libros de poemas, obras de teatro, libretos para ópera, y juegos y narraciones infantiles. Si te interesa conocer a su Loquita frente al mar, la puedes encontrar en la colección de poesía infantil Reloj de versos, dirigida a chicos de 6 años de edad en adelante, de la editorial CIDCLI.

Además, en Reloj de versos se encuentran otros excelentes títulos como: “El himno de las ranas”, de Elsa Cross; “Despertar”, de Alberto Forcada; “Jardín de mar”, de Coral Bracho; “También los insectos son perfectos”, de Alberto Blanco, este último libro recibió la distinción internacional Honor List de IBBY en 1996.

Si estás impaciente por conocer a la Loquita, no tienes que esperar demasiado pues su libro es parte de las Bibliotecas de Aula de la SEP, entonces es posible que la encuentres en tu escuela, pregunta a tus maestros por ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s