Historietas y la participación social juvenil

Ha llegado a  mi correo electrónico información sobre una serie de materiales educativos para estimular la participación social juvenil, cuyas ilustraciones me han gustado mucho, es posible descargarla desde AQUÍ.

El año pasado la Fundación Bertelsmann ha lanzado una publicación ilustrada, basada en historias reales de jóvenes de Zaragoza, Barcelona y Gijón, en España, que explica cómo crear y gestionar una iniciativa social que beneficie de manera directa a la comunidad en la que se desarrolla.

Con guión e ilustración de Cristina Bueno, joven ilustradora barcelonesa, la primera historia que aparece en la publicación es En buenas manos, basada en el proyecto de la Asociación Juvenil Ilógica de Zaragoza, ganadora del Premio Fundación Bertelsmann. En ella un grupo de jóvenes detecta la necesidad de hablar y escuchar a los abuelos y abuelas, que, tras una larga vida en activo, hoy se sienten invisibles en una sociedad de ritmo frenético. Además de ayudarles en cuestiones domésticas y ponerles al día en informática, estos jóvenes dedican su tiempo y energía a grabar en video y reseñar en papel las experiencias de estos ancianos, consiguiendo así tres objetivos: hacerles sentir útiles, aprender de ellos y documentar la memoria histórica de su ciudad y sus habitantes.

Marionetas contra la discriminación por género es la segunda historia, que relata la experiencia de la Asociación Les Clementines de Barcelona, una agrupación de jóvenes que, preocupada por los estereotipos negativos del rol del hombre y de la mujer en la sociedad, creó un proyecto dirigido a centros educativos para mostrar, a través de una obra de títeres, que es posible una convivencia más igualitaria y enriquecedora. Por último, Una casa para todo el pueblo, está inspirada en las experiencias vividas por Cinebaix, de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona), y Huerta Guerrilla (Gijón, Asturias) para mejorar las condiciones de vida de sus respectivos entornos. En el caso de Cinebaix, jóvenes y adultos de Sant Feliu crearon una asociación que hizo campaña para obtener la cesión de un antiguo cine en desuso, con el fin de conservar su patrimonio arquitectónico y utilizarlo en beneficio de la comunidad. Con el mismo espíritu, los jóvenes asturianos de Huerta Guerrilla trabajan para concienciar sobre los problemas del medio ambiente a través de la creación de huertos urbanos ecológicos en espacios inutilizados o abandonados de su ciudad.

La publicación tiene como objetivo difundir entre jóvenes que es posible convertirse en un “emprendedor social”, y se enmarca dentro del proyecto TO2 por la participación juvenil (www.todosporlaparticipacion.org) de la Fundación Bertelsmann para la promoción del protagonismo de los jóvenes a través del fomento de la iniciativa personal y del compromiso cívico.

Anuncios

5 pensamientos en “Historietas y la participación social juvenil

  1. Que interesante este cómic!

    por fin un material claro que hable de este tema. La verdad es que als historias son muy motivadoras, a ver si inspira a otras personas a cambiar su entorno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s