Confundiendo historias

 48dc46c30d1d7

Hay quienes no respetan nada, ni siquiera los cuentos; quizá no es mala intención sino olvido. Los mayores tienen la cabeza llena de recuerdos y no los clasifican y se les enredan entre el cabello, por eso no te sorprenda si te cuentan un cuento y lo confunden todo.

No te enfades. No es tan malo confundirse y cometer errores pues de allí podrían nacer otras historias. Por ejemplo, si a la Caperucita Roja le ponemos una capa amarilla, podría nacer la historia de la Caperucita Amarilla, quien vive en los trigales dorados junto a su abuelo. Si nos equivocamos y decimos que es negra, podría nacer la historia de la Caperucita Negra, la que nunca se baña. Si te apetece equivocarte sin ninguna culpa, te recomiendo leer Confundiendo historias de Gianni Rodari.

 A continuación algunas confusiones: 

 

Había una vez una niña que se llamaba Caperucita Morada Azul que vuela por los aires y rescata a la ciudad.

Isidro Alejandro Rodríguez Lara

6 años

 

Había una vez una Caperucita Azul que vivía en el parque y lo cuidaba porque era policía. Pero la iban a correr porque comía chucherías y no hacía su trabajo bien.

Jennifer Tolentino Hernández

9 años

 talleres 032

Había una vez una niña que se llamaba Caperucita Negra. Era mala con sus amigos, por eso decidieron ya no juntarse con ella. Su mamá se llamaba Negra del Mal. Un día su mamá le dijo que con fuera con su abuela, la Víbora Negra, pero que no se fuera por el bosque porque había un lobo muy malo, más malo que ellas, que mejor tomara el camión. Pero Caperucita Negra no hizo caso a su mamá. Y se fue por el bosque y se encontró el lobo y le dijo:

 

-¿Qué traes allí?

-Es pan negro para mi abuela.

-No se lo lleves, cómetelo tú.

-No, es para mi abuela.

-Ándale, cómetelo y me das un pedacito.

 

Entonces Caperucita Negra se fue corriendo y llegó a la casa de su abuelita, la Víbora Negra. Dicen que mejor decidieron cambiar de color y ya no ser malas.

 

Juan José Mendoza Aguilar

12 años

Anuncios

4 pensamientos en “Confundiendo historias

  1. Hola Heidi, gracias por participar en “Cuéntanos tu blog” y gracias a Darabuc una vez más por la difusión que le está dando. Tu blog es muy completo y con enlaces variados. Felicidades por el trabajo y seguimos leyéndonos.

  2. Esto me recuerda al libro Caperucita roja, verde, amarilla, azul y blanca, de Bruno Munari. La historia cambia completamente con el color. Mi favorita, la caperucita blanca que camina por la nieve. :)

  3. Hola, Tragaletras. Sí, tienes razón, la actividad se inspira tanto en “Confundiendo historias” y “La gramática de la fantasía”, de Gianni Rodari como en las caperucitas de colores de Bruno Munari :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s