Natacha y Pati también se cuidan (texto de Luis Pescetti)

 

Dibujo de Pablo Fernández

Dibujo de Pablo Fernández

Muy queridos amigos: en estos días advertí que había mucha y buena información sobre medidas de higiene en relación a la epidemia de gripe porcina.

Sentí que era oportuno hablarle a los niños, y a los adultos también, de otras medidas de higiene:

– las que hacen al manejo de la información
– las que hacen al estado de ánimo
– las que hacen a la actitud con la que enfrentamos esto

Todas ellas muy relacionadas con el concepto de resiliencia, es decir nuestra capacidad de responder y salir adelante, frente a una adversidad.

Ese es el sentido con el que escribí y comparto el siguiente texto de Natacha.

Un abrazo afectuoso y sincero, que quiere decir: fuerte, bien bien fuerte mis chavos,

Luis Pescetti

 

 

 

Natacha y Pati También se cuidan  

Porque a veces hace falta cuidarse

* Porque somos amigas

* Para seguir jugando

* Porque las personas no somos invulnerables (que quiere decir que nunca nunca te va a pasar nada como las estatuas pero ellas tampoco porque vienen las bonitas aves y les hacen encima y eso las daña irreparablemente)

* Porque no somos invulnerables, pero tampoco estamos condenados.

* Porque estamos aprendiendo a cuidarnos.

* Porque si vemos a alguien que no se cuida hay que decirle: “Nenito, ¿no ves que hasta las Chicas Perla nos cuidamos?? ¿Tú te crees Súperman o qué?”

* Porque no hay que confundir la prevención con la enfermedad (que quiere decir que si  se cerró la escuela, es por un tiempito nomás, y es para cuidarnos, no es porque tooooda la escuela está enferma).

* Porque tampoco hay que andar de chismosos, alarmando y asustando a los demás como unos taraditos, por ejemplo: ¡Ay! ¡Una señora me contó que una amiga le dijo que un tío oyó en el radio que parecía que habían dicho que no hay que acostarse en la misma cama dos veces porque contagia! * Si uno no tiene información re-que-te-re-te-buena y científica: ¡mejor cállate, niño!

* Porque no hay que andar de calamitosos y dramatúrgicos, por ejemplo: “¡Chin, mano! Esto sólo nos pasa a nosotros”. “¡Ya se vio que estamos fregados!”. ¡NO NENITO! Estas cosas pasan, y ya, y no hay que andar señalando con el dedo porque igual y le pican con el ojo a otra persona y la uña es algo bien sucio si no se lavan las manos y le infectan el ojo a uno que ni nada que ver por andar buscando culpables como unos mensos.

* Para seguir siendo solidarios, y no andar de discriminativos. Por ejemplo: “Uy, esa chava viene de un pueblo que comen puerco, mejor no nos hagamos amigas, chicas!” ¡No, no se hace eso!

 

Así como hay medidas de higiene para las manos y el resto de los cuerpos, también hay que saber ser higiénicos con la mente y los cerebros, por ejemplo:

– No divulgar rumores que provoquen alarma, mejor buscar información correcta, antes.

– No echarse la culpa, ni acusarse.

– No discriminar.

– No hacer escándalo (preguntar bien la información y hacer caso a los cuidados, pero sin escándalo).

– No hacer chistes con que uno se siente un desgraciado por esto o por lo otro. No hay que hacer chistes irónicos si uno está asustado, es mejor decir “Oye, amigo, me da miedo… tal cosa” Eso es mejor que andar de chistosito.

Esto no quiere decir que los chistes son malos, o que es malo hacerlos: ¡los chistes son bien padres! Sólo que una cosa es hacer chistes, y disfrutar del humor; y otra diferente es andar de cínico o nerviosito haciéndose el irónico con la humanidad.

Uno puede expresar la tristeza o la preocupación, eso sí es sano, pero no con ironías, ni haciéndose el cínico, que es como-que-sí-como-que-no.

 

¡Amigos! A nosotras se nos ocurrieron estas; pero igual y ustedes inventan otras también. ¡Compártanlas! ¡NO SEAN MALA ONDA!

-¿Cómo se las arreglan estos dias que no pueden ir a la escuela?

– ¿Siguen practicando en casa?

– ¿Siguen jugando con algún amigo o amiga?

– ¿Pueden llamar por teléfono los maestros?

– ¿Pueden jugar a hacer un programa de radio?

Chavos, ustedes ¿nos ayudan con más ideas?
¡Gracias!

Firman: Natacha y Pati las genias de las Chicas Perla (únicas y adoradas)

Texto tomado de AQUÍ

Si quieres saber más acerca de la presentación pospuesta en el Auditorio Nacional, en México, visita www.luispescetti.com

Anuncios

2 pensamientos en “Natacha y Pati también se cuidan (texto de Luis Pescetti)

  1. me parecio chevere tu libro por eso participe por la editorial libros y libros.juvenil de 10 años

  2. Juan Pablo, creo que te refieres a algún libro de Luis Pescetti, sería bueno que le dejaras tu comentario en su sitio Web :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s