El nonsense, Edward Lear (1812-1888)

En general, puede decirse que, hasta mediados del siglo XIX, los intereses del niño siempre permanecieron en un segundo plano, por ejemplo, las colecciones de cuentos de los hermanos Grimm, quienes nunca los recopilaron para dar gusto a los pequeños, o Dickens, quien escribió para adultos. En los casos en que la mirada se dirigió hacia el niño, resultaba demasiado grave y moralizadora.

Por esto hay que destacar al inglés Edward Lear, no sólo por la ruptura con esas tendencias, sino porque puede decirse que inauguró un nuevo y verdadero género literario: el infantil, continuado posteriormente por Lewis Carroll, lo cual produjo en Inglaterra la denominada Edad de oro de la literatura infantil.

Lear escribió disparatadas rimas para los nietos de Lord Stanley, llamados Limericks, que son poemas de cincos versos donde las palabras juegan y se mezclan rítmicamente. Una primera recopilación de estos poemas con sus propias ilustraciones se publicó en 1846 con el título El libro del absurdo (sin sentido). Lear, retomó la tradición anglosajona de los nursery rhymes y empleó el disparate, la comicidad en las rimas, la sonoridad de las palabras y la experimentación.

La imagen y el texto de Edward Lear fueron tomados de AQUÍ
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s