Había una vez un elefante que estaba muy apurado enseñando a su hijo a nadar porque se ganaron un viaje todo pagado a Cancún. Pasaron unos días y les entregaron sus boletos de avión y se fueron muy contentos. Pero al papá elefante le dio tanto miedo la altura que no soportó y saltó del avión, lo bueno fue que no le pasó nada malo porque cayó en la arena de la playa, lo malo fue que aplastó a una mariposa y ella gritó muy fuerte porque le dolían sus alas y un león que estaba por allí, tomando el sol, se enojó y dijo –¡qué clase de vacaciones son éstas, me regreso a mi casa, aquí cómo molestan!

Mariana Ivet Rico Correa
9 años

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s