Había una vez un elefante que quería tener alas como las aves que vuelan y se paran a nadar o se paran en un árbol. El elefante tenía un hijo que también quería tener alas, pero nunca las tuvieron. Estaban de paseo viendo las aves y luego se fueron a casa y estaban muy tristes. Pero les gustaban tanto las aves que decidieron criar palomas y todo tipo de aves y gracias a ellos se salvaron muchas aves huérfanas.

Abigaíl Ruiz Rivera
9 años

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s