Heinrich Hoffmann

En 1844 se publicó Struwwelpeter, del joven médico alemán Heinrich Hoffmann (1809- 1894), quien después de buscar en vano durante las navidades un cuento para su hijo de cuatro años, decidió crear él mismo uno para advertirle de las terribles consecuencias que sus actos podrían ocasionarle.

En el ámbito hispanoamericano se conoció como El despeluzado o Pedro el melenas. En este libro la exageración sobrepasa la realidad y su desproporción, tanto en situaciones como objetos que agreden -enormes tijeras, fuegos devoradores- así como las caricaturas a que las que quedan reducidas las figuras autoritarias, y convierte la historia aleccionadora en una burla.

Hoffmann publicó otros cuentos, entre los que se encuentran El pobre Reynold y El rey de los cascanueces (1851), versión por la que muchas veces se confunde a este médico con el cuentista E.T.A. Hoffmann.

La imagen de arriba es una ilustración que me encanta del Struwwelpeter, la cual fue tomada de
una página dedicada a los más terroríficos cuentos para niños.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s