Max el niño invisible

Había una vez un niño llamado Max que un día despertó convertido en un niño invisible. Primero sintió miedo, pero luego pensó que podía hacer muchas travesuras. Su mamá salió de compras al supermercado, entonces le hizo bromas, le estiró el pelo, echó cosas al carrito que a él le gustaban como dulces chocolates y juguetes. Luego llegaron a su casa y el desacomodó los papeles del trabajo a su papá. Se fue de paseo, llegó a una pastelería y pellizcó pasteles, mordisqueó dulces. Luego anocheció y el niño se fue a dormir, al despertar a la mañana siguiente despertó igual que antes, era un niño visible que se llamaba Max.

Natalia Estefanía Vera Tinajero, 8 años

Centro Comunitario de Desarrollo Social Palmas, García, N.L.

Anuncios

Un pensamiento en “

  1. Los cuentos escritos por los niños tienen casi siempre algo especial; transmiten muy bien sus inquietudes, sus sueños casi secretos, los modelos literarios y narrativos entre los que están creciendo, en fin, mucho. Gracias por compartir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s